Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Novedades en el tratamiento de las alergias alimentarias

30/09/2021

La alergia alimentaria consiste en una reacción patológica del sistema inmunitario desencadenada tras la ingestión de un alérgeno alimentario. La prevalencia de las alergias alimentarias está aumentando, sobre todo en países
desarrollados y es la causa más frecuente de anafilaxia. Gracias al avance de los últimos años de la investigación en alergología, el abordaje de estos pacientes ha cambiado y el tratamiento es más activo.

 

Introducción

La alergia alimentaria consiste en una reacción patológica del sistema inmunitario
desencadenada tras la ingestión de un alérgeno alimentario. La exposición a pequeñas
cantidades de alérgenos puede provocar síntomas que suelen afectar a la piel, al aparato respiratorio y al aparato digestivo, y la intensidad de dichos síntomas puede llegar a ser muy grave.7,8

La prevalencia de las alergias alimentarias está aumentando, sobre todo en países
desarrollados. En Europa, la prevalencia se estima en un 0,3 %-5,6 % en los adultos, aunque puede alcanzar el 10 % en los niños en edad preescolar.7,9 El proyecto EuroPrevall evaluó la prevalencia de las alergias alimentarias en adultos en ocho países europeos. El país que resultó más prevalente fue Suiza (5,6 %), seguido de España (3,3 %).9

La alergia alimentaria es la causa más frecuente de anafilaxia en todos los grupos de edad.10

Aunque los alérgenos alimentarios dependen de los patrones de consumo de cada país, los que provocan el 90 % de las alergias son los siguientes: leche, huevo, frutos secos, soja, trigo, pescado y marisco.7

Tratamiento de las alergias alimentarias

El tratamiento clásico de las alergias alimentarias consiste en educar al paciente y a sus familiares o cuidadores, evitar los alérgenos y tratar de forma precoz los síntomas de una posible ingestión accidental con antihistamínicos, corticoides o adrenalina.1,7,11,12

Gracias al avance de los últimos años de la investigación en alergología, el abordaje de estos pacientes ha cambiado y el tratamiento es más activo: introducción temprana de posibles alérgenos alimentarios (a los 4 meses), identificación de alérgenos relacionados después de haber identificado una alergia alimentaria, monitorización activa y desensibilización.7,13

Inmunoterapia específica con alérgenos alimentarios

Los ensayos clínicos realizados hasta el momento para evaluar posibles tratamientos de las alergias alimentarias se han enfocado principalmente en la inmunoterapia específica, que consiste en administrar un alérgeno en cantidades progresivamente más altas para inducir la desensibilización y la tolerancia.2

La inmunoterapia específica con alérgenos alimentarios se puede administrar por tres vías: oral, epicutánea y sublingual.1,2; Dichas vías presentan distintos perfiles de seguridad y eficacia.1

En las alergias alimentarias, la vía de administración de inmunoterapia más
estudiada y utilizada es la oral5, que parece ser la más eficaz pero también la que presenta más riesgo de reacciones adversas, incluida la anafilaxia.4,10.

Por el contrario, las vías sublingual y epicutánea tienen un mejor perfil de seguridad y tolerabilidad, pero el grado de desensibilización que se alcanza es menor que con la vía oral.4

A pesar de que la inmunoterapia es el tipo de tratamiento más estudiado, aún no se han
establecido la dosis y la duración del tratamiento más adecuadas, ni los resultados a largo plazo.1,14

Otros tratamientos en investigación

Actualmente hay numerosos ensayos clínicos en marcha para evaluar nuevos tratamientos inmunomoduladores para las alergias alimentarias:

  • Productos biológicos. Se han desarrollado productos biológicos dirigidos contra citocinas y contra anticuerpos para tratar ciertas atopias, como el asma y la dermatitis atópica. Aunque no hay ninguno aprobado para las alergias alimentarias, se han abierto numerosas líneas de investigación.5 Estos fármacos podrían ser la solución a los efectos secundarios que con frecuencia se asocian con la inmunoterapia y que incluso provocan el abandono del tratamiento. Sin embargo, aunque los resultados son prometedores, hacen falta más estudios.5
    • Anticuerpos anti inmunoglobulina E. El omalizumab es el producto biológico más estudiado en las alergias alimentarias. Se une a las inmunoglobulinas (Ig) E libres y, a su vez, evita que estas se unan a la superficie de los basófilos y los mastocitos, por lo que inhibe la desgranulación de estas células tras la exposición al alérgeno.1,2.
    • Anticuerpos contra citocinas producidas por linfocitos T cooperadores de tipo 2. La expresión de interleucina (IL) 4 inducida en los monomorfonucleares periféricos por los alérgenos se ha asociado con la alergia a la leche y con la sensibilización de tipo IgE a la leche y al cacahuete. Se ha visto que los pacientes con mutaciones en los receptores α de la IL-4 y en la IL-13 tienen más riesgo de presentar alergias alimentarias. El dupilumab es un anticuerpo monoclonal recombinante de la IgG4 humana que inhibe la señalización de la IL-4 y la IL-131.
    • Anticuerpos contra citocinas producidas por células epiteliales. La sensibilización antigénica se asocia con un aumento de la permeabilidad de las células epiteliales. La linfopoyetina estromal tímica y la IL-33 son citocinas producidas por células epiteliales que inducen una respuesta inmunitaria mediada por linfocitos T cooperadores de tipo 2, por lo que actuar frente a estas dos citocinas podría ser útil para tratar las alergias alimentarias.1
  • Adyuvantes inductores de respuestas inmunitarias mediadas por linfocitos T cooperadores de tipo 1. En modelos murinos, se ha visto que combinar estos adyuvantes (por ejemplo, los receptores del tipo toll) con alérgenos alimentarios en la inmunoterapia disminuye las reacciones anafilácticas.1
  • Vacunas de ADN. Estas vacunas producen una respuesta inmunitaria frente a un alérgeno codificado por un fragmento de ADN insertado en un plásmido bacteriano. El mecanismo es el siguiente: tras la administración intramuscular o intradérmica de la vacuna, las células presentadoras de antígeno captan el plásmido y activan las síntesis de una proteína de fusión alérgeno-proteína de membrana asociada al lisosoma-1 (LAMP-1). El componente LAMP dirige la proteína de fusión hacia los lisosomas, donde el alérgeno es procesado por el complejo principal de histocompatibilidad de clase II y se produce una respuesta inmunitaria mediada por linfocitos T cooperadores.1
  • Proteínas modificadas. Los alérgenos alimentarios naturales se alteran mediante intervenciones físicas o químicas, o incluso modificaciones genéticas (selección de los epítopos reactivos). Así, disminuye su capacidad alergénica y mejora la tolerancia a la desensibilización a la vez que se mantiene la inmunogenicidad del alérgeno.1,7 Entre los alérgenos alimentarios modificados se encuentran los péptidos sintéticos y las proteínas recombinantes.7
  • Tratamientos dirigidos al microbioma. Se han descrito intervenciones tanto preventivas como terapéuticas dirigidas a manipular el microbioma1, el cual es el conjunto de microorganismos presentes en el organismo junto con su material genético.15
    • Probióticos. Los probióticos podrían alterar la tolerancia inmunológica de los pacientes con alergias alimentarias15,16, pero los datos disponibles no son concluyentes.1
    • Trasplante de microbiota fecal. Consiste en la transferencia de heces de un donante sano al tubo digestivo de un individuo enfermo. Se ha visto que el trasplante de heces de bebés humanos sanos a ratones con alergias alimentarias disminuye el riesgo de anafilaxia tras la exposición al alérgeno.1

En la tabla 1 se muestra un resumen de los tratamientos más novedosos para las alergias alimentarias que se están investigando actualmente.

Tabla 1. Resumen de los tratamientos en investigación para las alergias alimentarias
Tratamiento Ensayos clínicos
Anti-IgE
Omalizumab (AcMo anti-IgE) Monoterapia para la alergia al cacahuete
Adyuvante a la inmunoterapia oral para la alergia al cacahuete, a la leche o a múltiples alimentos
Anti-IL4-R
Dupilumab (AcMo anti-IL4-R) Monoterapia para la alergia al cacahuete
Adyuvante a la inmunoterapia oral para la alergia al cacahuete
Adjuvantes inductores de respuestas mediadas por Th1
Glucopiranosil lípido A Adyuvante a la inmunoterapia sublingual para la alergia al cacahuete
Anti-TSLP y anti-IL-33
Etokimab (Ac anti-IL-33) Alergia al cacahuete
Vacunas de ADN
ASP0892 (ARA-LAMP-vax) Alergia al cacahuete
Alérgenos alimentarios modificados
Proteínas Ara h 1, Ara h 2 y Ara h 3 del cacahuete recombinantes, encapsuladas y modificadas Alergia al cacahuete
HAL-MPE1 Alergia al cacahuete
Tratamientos dirigidos al microbioma
Probióticos Alergia a la leche de vaca
Probiótico con inmunoterapia oral Alergia al cacahuete
Trasplante de microbiota fecal Alergia al cacahuete

Ac: anticuerpo; ADN: ácido desoxirribonucleico; AcMo: anticuerpo monoclonal; Ig: inmunoglobulina; IL: interleucina; R: receptor; Th1: linfocitos T cooperadores tipo 1; TSLP: linfopoyetina estromal tímica.
Fuente: adaptado de Albuhairi et al.1

Aunque los datos son limitados, indican que el tratamiento con suplementos de hierbas
medicinales chinas en modelos murinos disminuye la respuesta inmunitaria mediada por
linfocitos cooperadores de tipo 2, la desgranulación de los mastocitos y la liberación de histamina.2

CONCLUSIONES

Hoy por hoy, las alergias alimentarias no tienen cura. Hacen falta tratamientos que disminuyan o incluso eliminen el riesgo de anafilaxia asociado a dichas alergias y que mejoren la calidad de vida de estos pacientes y de sus familiares o cuidadores.

Aunque actualmente se están investigando numerosos tratamientos nuevos para las alergias alimentarias, se debe establecer su eficacia, su seguridad y sus efectos a largo plazo.

 

Fecha de la última modificación30/09/2021
  1. Albuhairi S, Rachid R. Novel Therapies for Treatment of Food Allergy. Immunol Allergy Clin North Am. 2020;40(1):175-86.
  2. Dantzer JA, Wood RA. Next-Generation Approaches for the Treatment of Food Allergy. Curr Allergy Asthma Rep. 2019;19(1):5.
  3. Yang L, Kulis M. Hypoallergenic Proteins for the Treatment of Food Allergy. Curr Allergy Asthma Rep. 2019;19(2):15.
  4. Burks AW, Sampson HA, Plaut M, Lack G, Akdis CA. Treatment for food allergy. J Allergy Clin Immunol. 2018;141(1):1-9.
  5. Long A, Borro M, Sampath V, Chinthrajah RS. New Developments in Non-allergen-specific Therapy for the Treatment of Food Allergy. Curr Allergy Asthma Rep. 2020;20(1):3.
  6. Sampath V, Sindher SB, Zhang W, Nadeau KC. New treatment directions in food allergy. Ann Allergy Asthma Immunol. 2018;120(3):254-62.
  7. Mayorga C, Palomares F, Cañas JA, Pérez-Sánchez N, Núñez R, Torres MJ, et al. New Insights in Therapy for Food Allergy. Foods. 2021;10(5):1037.
  8. Yang X, Liang R, Xing Q, Ma X. Fighting Food Allergy by Inducing Oral Tolerance: Facts and Fiction. Int Arch Allergy Immunol. Epub 23 Abr 2021. Disponible en: https://www.karger.com/Article/Pdf/515292.
  9.  Lyons SA, Burney PGJ, Ballmer-Weber BK, Fernandez-Rivas M, Barreales L, Clausen M, et al. Food Allergy in Adults: Substantial Variation in Prevalence and Causative Foods Across Europe. J Allergy Clin Immunol Pract. 2019;7(6):1920-28.
  10. Costa C, Coimbra A, Vítor A, Aguiar R, Ferreira AL, Todo‐Bom A. Food allergy—From food avoidance to active treatment. Scand J Immunol. 2020;91(1):e12824.
  11. Sicherer SH, Sampson HA. Food allergy: A review and update on epidemiology, pathogenesis, diagnosis, prevention, and management. J Allergy Clin Immunol. 2018;141(1):41-58.
  12. Mahdavinia M. Food Allergy in Adults. Med Clin North Am. 2020;104(1):145-55.
  13. Heine RG. Food Allergy Prevention and Treatment by Targeted Nutrition. Ann Nutr Metab. 2018 (72 Supl 3): S33-45.
  14. Scurlock AM, Jones SM. Advances in the approach to the patient with food allergy. J Allergy Clin Immunol. 2018;141(6):2002-14.
  15. Berni Canani R, Paparo L, Nocerino R, Di Scala C, Della Gatta G, Maddalena Y, et al. Gut Microbiome as Target for Innovative Strategies Against Food Allergy. Front Immunol. 2019;10:191.
  16. Guandalini S, Indrio F, editores. Probiotics and Child Gastrointestinal Health: Advances in Microbiology, Infectious Diseases and Public Health. Cham: Springer International Publishing; 2019.