900 122 592    club@clubdelafarmacia.com

Iniciar sesión

¿Has olvidado la contraseña?

Qué tener en cuenta para darle brillo a tu Marca Farmacia en Twitter

22 Mayo 2016

Escrito por: Fran Velasco

  Empecemos la semana con un mareo de números. En España hay alrededor de 4.440.000 usuarios registrados en Twitter, siendo Granada la ciudad con mayor tasa de penetración (un 25%). Y de esos cuatro millones y pico, 1,5 millones son considerados activos (por quitarle “ceros”, 1 de cada 3 en España utiliza esta red con asiduidad). Además, un 33% de los perfiles son varones y un 27% son mujeres (el 39% restante no sabemos si son gatos, perros, personas o marcas…). Estos son algunos de los datos que aporta el “II Estudio sobre los usuarios de Facebook y Twitter en España”, llevado a cabo por la Consultora The Social Media Family. ¿Qué conclusión podemos sacar de este mar de números? Que el nuevo cliente de la Farmacia ya está aquí, más Social, interactivo, móvil y con ganas de conversar con las marcas en las Redes Sociales. Y que teniendo en cuenta la brutal cantidad de impactos de comunicación que recibimos de las marcas en el día a día (se calcula que ahora, con el entorno ON, hemos pasado de 3000 a 5000…) hay que ponerse las pilas si queremos que nuestra marca farmacia destaque en la red del pajarito. Además de cuestiones lógicas como una imagen cuidada (que sea coherente el ON y el OFF, en cuanto a logotipos, estilos, tipografías…) y un perfil cuidado y completo, ¿qué puedes hacer para potenciar la Marca de tu Farmacia en Twitter?. Empieza por seguir estos consejos:
  • Da mucha información en tiempo real, de lo que está pasando en la Farmacia, de noticias de Salud que interesen a tu público… No seas una hemeroteca, compórtate como una agencia de noticias y saca el periodista que llevas dentro. Cuanto más “fresca” sea una información, más atractiva le parecerá a tus seguidores.
  • No abandones el perfil. Lo he visto muchas veces y por desgracia, lo sigo viendo: se empieza con muchas ganas en un perfil y se tuitean 20 cosas los dos primeros días…y se deja abandonado. Ya sea por falta de tiempo, de formación o de ideas, no puedes hacer eso. Estas cosas siempre tienen solución si planificas lo que vas a decir con tiempo. No hay nada más feo que un perfil abandonado o ¿qué sensación tendríamos en el punto de venta si el día de la inauguración hay 10 personas atendiendo y luego nunca hay nadie en el mostrador…?
  • Mantén la esencia de Twitter y apuesta por los mensajes cortos. Aunque cuentas con 140 caracteres, no hace falta que los utilices todos. Como dice el dicho, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Eso sí, esto no significa que sólo pongas un link o que hables como los indios. Dale contexto a lo que escribes, pero sin pasarse.
  • #No #hace #falta #que #lo #pongas #todo #con #hashtag o que menciones a @TodoElMundo: Esto hace que la lectura del tuit sea más complicada. Utiliza uno o dos hashtag relacionados con una tendencia o un tema relacionado con la Farmacia o la Salud, que facilite que se genere conversación con tu comunidad…que para eso está la red.
  • Intenta ser interesante y útil para tu comunidad…eres una Farmacia, un espacio para el cuidado de la Salud. No comentes sobre fútbol, política o religión. Posicionarte en estos temas que nada tienen que ver con la Farmacia y su universo pueden hacer que tu comunidad empiece a dejar de seguirte. Y tampoco hables de temas relacionados con la trastienda de la profesión, como impagos, leyes, problemas con los COF… a tus seguidores, aunque sea duro decirlo, no les interesan para nada.
  • Utiliza acortadores de URL, como Bitly o Google URL Shortener. Conseguirás una mejor estética en tus tuits y serán más atractivos (y por lo tanto más retuiteables) para tus seguidores.
  • Programa tuits con contenido interesante a tus horas punta. Es importante que conozcas tus mejores horas del día para tuitear, esos momentos en los que más interacciones tienes, para que tu contenido se viralice lo máximo posible.
  • Añade videos, imágenes, infografías o gif , que hacen tus tuits más entretenidos y más fáciles de compartir. Y si puedes (sin abusar) utiliza un poco de humor. La Salud es un tema importante, pero no hace falta estar siempre serios…
  • Y sobre todo, mide. Como creo que ya hemos dicho mil veces en este Blog, lo que no se mide no se controla. Y si no se controla, no se puede mejorar. Analiza lo que haces y cómo reacciona tu comunidad para saber si vas por el buen camino o tienes que cambiar de rumbo.
Twitter_farmacia Sigue estos consejos y ponte manos a la obra, que según decíamos al principio hay unos 4,44 millones de usuarios en España esperando a que interactúes con ellos.

¿Necesitas implementar objetivos en tu farmacia? ¿Sabrías cómo hacerlo llegado el momento?

18 Mayo 2016

Escrito por: Luís de la Fuente

Toda acción conlleva una reacción, pero ¿qué pasa cuando esas reacciones están estudiadas? ¿Podemos preverlas y controlarlas? ¿Cuándo dejan de ser una reacción y se convierten en un logro? Las respuestas a estas preguntas coinciden en un solo término: objetivos. Cuando las acciones que realizamos, forman parte de un plan de acción para alcanzar un objetivo, obtendremos resultados concretos y esperados. Esta misma idea aplicada a la gestión de una Farmacia se traduce en logros positivos y deseados. No es lo mismo ejercer la actividad profesional sin una pauta concreta, que delimitar las acciones para encaminarlas a un mismo objetivo; la segunda opción permitirá una optimización de los recursos, una organización continuada en la Farmacia y sobretodo una mayor rentabilidad. El punto de partida siempre será el análisis interno de la Farmacia, puesto que la persona que vaya a determinar los objetivos que se persiguen, debe conocer en profundidad las debilidades y amenazas para maximizar las oportunidades y exprimir al máximo las fortalezas. Una vez que se conocen los recursos y con una misión y visión clara sobre lo que se quiere conseguir, trazar la ruta hacia un objetivo claro es una tarea mucho más sencilla, que si se pretende fijar un objetivo sin información previa. Debemos recordar en todo momento que los objetivos que se planteen en la Farmacia aunque van a ir vinculados a la rentabilidad, deben ir más bien centrados en las necesidades del cliente-paciente, puesto que es a partir de aquí donde realmente conseguiremos una evolución basada en un modelo sell out. Pero ¿Por qué son realmente importantes los objetivos? ¿Cómo deben ser? ¿Cómo puedo fijarlos? Pues bien, la importancia radica en que es mediante ellos que el titular de la Farmacia podrá orientar la actividad de todo el equipo, puesto que habrá un camino claro a seguir, esto se traduce en pautas concretas de trabajo para alcanzar el cumplimiento de pequeñas metas, que sumadas pretenden cumplir un objetivo final. Y aquí me gustaría hacer un matiz entre meta y objetivo, puesto que hablar de objetivos es pensar en logros grandes, dejando que las metas se conviertan en los logros intermedios o a corto plazo por los que la estrategia que se sigue puede considerarse adecuada o no. Hay un ciclo fundamental que se sigue en la evaluación de metas y objetivos, el cual parte del análisis, continúa con la planificación de metas (encaminadas a un objetivo común), después la implementación organizada, posteriormente hay un control y terminamos con un análisis que pretende responder al logro del objetivo final, para finalmente volver a comenzar el ciclo ya sea planteando nuevos objetivos o metas, que de un modo corrijan o mejoren los resultados finales. Objetivos farmacia     Es importante mencionar que en el análisis final, lo ideal es que en la preocupación por el cumplimiento de las metas se establezcan cambios que prevean una mejora futura y no simplemente medidas correctoras, es decir, que la importancia del logro de las metas sea sentar la base para una evolución, no una historia repetida de acciones para solventar errores, la intención es cumplir metas y alcanzar objetivos, no solo plantear objetivos. Y aunque la estrategia determina el cumplimiento de los objetivos, estos deben estar bien formulados en primera estancia. Hay una regla básica por la que podremos recordar cómo deben ser: SMART. Objetivos farmacia Una vez que ya conoces las características a cumplir, podemos hablar del proceso que implica establecerlos, y que básicamente se resume en tres: identificar, redactar y evaluar, un proceso que coincide con el análisis y el control propios de la evaluación de objetivos. Identificar objetivos: para conseguir que los objetivos respondan realmente a las necesidades de la Farmacia es imprescindible el análisis DAFO, una vez con los conocimientos en la mesa, es momentos de revisarlas rutinas de trabajo habituales y determinar los índices de calidad del producto y de atención que se brindan, la idea es determinar objetivos realistas y alcanzables y que utilicen las áreas de mejora y oportunidad para contrarrestar las debilidades. Redactar objetivos: no solo se trata de realizar una lista de pendientes, es un proceso analítico profundo, que aunque implica tiempo trae consigo múltiples beneficios. Los objetivos pueden ser más o menos generales, y pueden abarcar diferentes periodos de tiempo, lo que es fundamental es que el titular o quien este al mando como figura de líder, sepa motivar al equipo transmitiendo su importancia, para que los esfuerzos se encaminen en la misma dirección y se consigan cumplir las metas. En aspectos más de estilo, deben comenzar con sustantivos y evidentemente debe ser de fácil comprensión, para facilitar la tarea de control asegúrate de que le pueden ser asignados indicadores de éxito. Evaluar objetivos: antes de presentar los objetivos al equipo, realiza una última revisión para evaluar su calidad y en caso necesario reformularlos. Y ¿cómo saber su son de calidad? Pues porque deben responder a los valores, misión y visión de la farmacia, deben ser coherentes con tu actividad y fácil de comprender para todos, evidentemente deben procurar una evolución positiva de la Farmacia y ser completamente viables. Lo que está claro es que si quieres que las acciones de tu Farmacia tengan reacciones positivas en la forma en la que se relaciona tu equipo entre sí y con el cliente, que si buscas que las reacciones en la gestión sean efectivas en la rentabilidad, debes tener metas concretas, pero sobre todo que si lo que estas buscando es que tus acciones conecten con tu cliente… reacciona, los objetivos los pones tú.   Luis de la Fuente Director de Mediformplus

1992. Hacienda amenaza con los módulos

16 Mayo 2016

Escrito por: Dr. Enrique Granda

¡Qué año, 1992! Nos fuimos todos a la Expo de Sevilla, aunque no pudimos estar en las Olimpiadas de Barcelona porque la farmacia necesitaba atención. Y, de nuevo, nos metimos en un jaleo de obras durante el mes de agosto. Habíamos comprado el local contiguo para ampliar las instalaciones y poner un buen peso, un pequeño despacho para dietas y una zona más grande de cosméticos y publicitarios. Farmateca Club de la Farmacia Y ya que estábamos metidos en jaleos, decidimos también sustituir las estanterías correderas por otras nuevas de cajones, que era la última moda. Fue un horror, porque lo pusimos todo de marca especializada y nos costó mucho tiempo y dinero; pero confiábamos en que la venta de publicitarios y otros productos compensase las pérdidas de márgenes constantes. Mi farmacia tenía un punto a su favor, y es que estaba en un barrio relativamente joven, con parejas que tenían niños y venían a por geles, pañales, leches maternizadas y, de paso, también cosméticos y productos de dieta. Y eso nos permitía ciertas alegrías que los medicamentos de prescripción nos daban cada vez menos. Recuerdo que, por aquellos días, se produjo la primera exclusión de medicamentos de la financiación y otro tema que supuso un cambio importante para las farmacias: el fin del Patronato Farmacéutico Nacional. Era el mes de diciembre cuando me desayuné un día con la noticia de que el Patronato —que gestionaba el Consejo con las aportaciones que hacíamos los farmacéuticos colegiados— estaba en quiebra (aunque ellos lo llamaban déficit actuarial), y el futuro de las pensiones de viudas y jubilados farmacéuticos estaba en peligro. Seguro que muchos recordaréis aquellos sellos morados, creo que de 20 y 40 céntimos, que ponían los laboratorios en los envases de medicamentos. Pues aquello era la base de nuestra aportación al Patronato. El importe nos lo cargaban a las farmacias en las facturas de los laboratorios, pero los sellos se compraban en los colegios de farmacéuticos, que entregaban el importe al Consejo General. Después los sellos desaparecieron, por el coste que suponía en el envasado, pero se suponía que los laboratorios seguían pagando a los colegios como si éstos estuvieran pegados en cada envase, y además, cada vez a mayor precio, porque primero nos costaban 60 céntimos por envase y en 1992 pagamos ya 1,20 pesetas. Mi indignación fue importante, porque no sólo iba a haber problemas con las pensiones de viudas y huérfanos, sino que además lo que había cotizado al Patronato a mí no me valdría ya para la jubilación. Así que me tocó darme de alta como autónomo, para garantizarme una pensión de la Seguridad Social; algo que, además, resultó ser obligatorio. Una cuestión muy debatida por aquel entonces fue si la farmacia tendría que estar incluida en módulos para el pago de los impuestos —como otras profesiones que se ejercían de forma individual— o, por el contrario, tributaríamos en estimación objetiva. No me preguntéis que es una cosa o la otra, pero recuerdo que al principio se determinaba cuanto pagarían todas las farmacias de España y el Consejo General hacía un cálculo de cuanto le tocaba a cada uno en función de sus ventas. ¡Qué tiempos! La verdad es que aquellos años fueron los mejores. El mercado subía a dos dígitos y todos los farmacéuticos hablaban de inversiones. Nosotros nos compramos una casita en la sierra… para que los niños salieran los fines de semana de nuestra ciudad que comenzaba a estar muy contaminada, al menos esa fue la disculpa. Y acabó 1992 sin más percances ni venturas que los relatados… que no fueron pocos, en realidad.   Y si la entrada "histórica" del libro Venturas y Desventuras de la farmacia del Dr. Enrique Granda os ha gustado, podéis disfrutar de todas las anécdotas y del repaso de la historia en este libro descargable disponible en nuestra Farmateca.

Protocolo de actuación en rinitis alérgica

12 Mayo 2016

Escrito por: Andrés Canales

La alergia es la consecuencia de la hipersensibilidad del organismo que presentan algunas personas cuando se ponen en contacto con una serie de partículas o sustancias llamadas alergenos. Esa reacción no sucede repentinamente, es necesaria una fase previa denominada sensibilización. Los síntomas pueden ser leves, moderados o graves (shock anafiláctico de consecuencias fatales), y son los siguientes:
  • Rinorrea: flujo de fluidos por la nariz provocando un incremento en la secreción de mocos.
  • Estornudos: es un acto reflejo que expulsa aire y saliva de la nariz.
  • Congestión nasal: inflamación de la mucosa.
  • Prurito: irritación incomoda en la piel que conlleva un deseo de rascarse.
“Anafilaxis”: inflamación de todo el cuerpo, calor, rubor, cosquilleo en la boca, irritación picazón y enrojecimiento, mareo, falta de aire, estornudos repetidos, ansiedad, calambres estomacales, vómitos y diarrea.   La rinitis alérgica esta causada por alérgenos como; ácaros, pólenes, epitelios de animales o esporas de hongos. Y sus complicaciones pueden ser: pólipos, sinusitis, asma conjuntivitis, otitis y dermatitis.   A continuación mostraremos un cuadro diferencial, ya que no todas las rinitis tienen un componente alérgico.   Infografia  Los alérgenos más importantes de forma general son:
  1. Los ácaros, son artrópodos de muy pequeño tamaño, no visibles a simple vista. Los más comunes son los más comunes son los que encontramos en el polvo doméstico, son los Dermatophagoides.
  2. El polen, es la partícula reproductora que emiten las plantas durante el periodo de polinización.
  3. Esporas de hongos, esto es liberado en la atmosfera, por los hongos a la hora de reproducirse y proliferar.
  4. Epitelios de animales, el responsable de la alergia suele ser la caspa del animal, pero también puede serlo la saliva, la orina, las lágrimas o el suero.
Una vez detectado la necesidad del paciente y diferenciación de su patología y síntomas, procederemos a la elección del tratamiento correspondiente. IDENTIFICACIÓN EN EL MOSTRADOR: realizaremos una serie de preguntas con el fin de identificar el tipo de rinitis alérgica.
  1. ¿Qué síntomas presenta con mayor frecuencia?
  2. ¿En algún aocasion su médico le ha diagnosticado fiebre del heno, rinitis alérgica o asma?
  3. ¿Durante cuanto tiempo ah tenido estos síntomas?
  4. ¿Presenta síntomas en todo momento o van y vienen?
  5. ¿Su secreción nasal es clara o acuosa?
  6. ¿Tiene obstrucción nasa? ¿Sensacion de picor?
  7. ¿Tiene síntomas oculares?
  8. ¿Tiene dificultades para dormir?
  Tenemos una diversidad de tratamientos posibles a dispensar y recomendar. Pero para la esta elección debemos tener en cuenta; la gravedad y duración de los síntomas, el síntomas más molesto y, a ser posible, las preferencias del paciente. Con el objetivo es la minimización de los síntomas y signos para poder permitirle al paciente que pueda desarrollar su vida cotidiana.   Para cada síntoma y signo destacaremos los principios activos, PA, que se pueden recomendar en indicación farmacéutica , esto quiere decir, que será todo aquel que no necesite prescripción médica, que no interfieran en la evolución de los demás problemas que puedan padecer y que no superaran tratamientos mayores a 7 días.   A continuación podéis ver una tabla que relaciona tratamiento sintomático vs medicamento     Tratamiento  FACTORES DE RIESGO QUE DEBEN DERIVARSE AL MÉDICO   
  • Historia familiar de alergia
  • Nivel socioeconómico alto
  • Nacimiento en meses de polinización
  • Introducción precoz de la lactancia artificial y alimentos
  • Exposición a alérgenos durante el primer año de vida
  • Niños menores de 6años.
  • Embarazo y lactancia.
  • Síntomas de mas de 8-10 dias.
  • Fiebre >38ºc
  • Enfermedades crónicas.
  • Alergias o contraindicaicones algún medicamento.
  CONSEJOS O MEDIDAS HIGIÉNICO-SANITARIAS  
  • Mantener las ventanas cerradas por la noche, cuando se viaja en coche y utilizar aire acondicionado con filtro
  • Disminuir las actividades al aire libre
  • Permanecer el mayor tiempo posible dentro de casa durante los días de mayor concentración de pólenes
  • Durante el período álgido de polinización evitar salir, sobre todo los días de viento
  • Procurar tomar las vacaciones durante el período álgido de polinización y elegir una zona libre de pólenes (por ejemplo: la playa)
  • Evitar los productos irritantes (pinturas, agentes químicos, cloro) y el humo del tabaco de su entorno, las alfombras, tapizados, etc.
  • Realizar ejercicio físico, puesto que favorece la vasoconstricción
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura
  • Mantener el ambiente húmedo
  • Realizar lavados nasales por lo menos tres veces al día
  • Realizar una dieta equilibrada y una ingesta de líquidos adecuada
  • Evitar exposición al alergeno

¿Cómo conectar con tu cliente cuando está en modo “shopper”?

09 Mayo 2016

Escrito por: Fran Velasco

Esto, señoras y señores, va de cambios. Y no únicamente de cambios en el modelo, en la legislación o en los precios de los medicamentos. En realidad va de un cambio de mentalidad a la hora de entender al cliente, va de ponerse en su lugar cuando decide qué comprar y dónde. Se trata de pasar de ver a las personas que entran en la Farmacia como consumidores y empezar a verlos como “shopper”, compradores con necesidades que cubrir y motivaciones (los insights) que les hacen elegir nuestra farmacia en vez de otra. Y esto es muy importante, ya que (y más en la Oficina de Farmacia) el consumidor no tiene por qué ser necesariamente el “shopper”, o si no piensa en una madre que compra pañales para un peque de 6 meses…no son para ella, pero es la que decide la compra.   Teniendo en cuenta esto ¿cómo podremos conectar con nuestros clientes cuando están en modo “shopper”?. Teniendo en cuenta que gracias a nuevas herramientas como las redes sociales el camino del cliente ha cambiado, debemos tener en cuenta tres momentos clave para conectar con ellos:  
  • El momento de la pre-compra. Para empezar, tengamos en cuenta un dato: según un estudio de DigitasLBi, el 52% de los consumidores está influido por Facebook en sus compras on y off Line. Los comentarios y opiniones de otros usuarios, así como el la imagen de las diferentes marcas en el entorno digital son una gran influencia en el proceso de compra. Hay que tener en cuenta que el nuevo consumidor es más social y está más informado. Por eso es fundamental que la Farmacia tenga presencia en el mundo online, que controle lo que se dice de ella y genere contenido atractivo y útil, como comienzo del camino del “shopper” hacia el punto de venta físico, teniendo claro que la experiencia que proporciona la marca debe empezar mucho antes de llegar a la botica.
  • El momento de la compra. El comprador ya está en tu punto de venta. Y es muy importante lo que hagamos allí. Según datos de POPAI (Global Association for Marketing at Retail) el 55% de las compras que hace el “shopper” en el punto de venta son improvisadas.
Por lo tanto hay que cuidarlo al máximo, generando el mayor impulso posible para propiciar el mayor número de compras:
  • Espacio de venta ordenado, con categorías definidas y productos haciendo en lo posible “mancha”.
  • Cuida y mima los elementos sensoriales que acompañan al comprador, como son la luz, el olor y el sonido. Cuanto más tiempo pase el comprador en el punto de venta, más oportunidades de que compre tendremos.
  • Intenta que pueda circular por toda la superficie de venta, para que pueda ver toda la oferta. Recuerda: lo que no se ve no existe.
  • Precios visibles para todos los productos, pero nunca en el packaging, si no en la balda.
  • Trabaja la comunicación en el punto de venta, no sólo con el PLV de campañas y promociones, también con la señalética (tanto superior, que define la categoría, como en las diferentes alturas del mueble que permitirá al comprador encontrar más fácilmente el producto).
  • Forma al equipo, ya que si no conocen al 100% lo que vendemos y como hay que venderlo, no estarán ayudando a generar una buena experiencia de compra.
  • El momento post-compra: Una vez que el comprador ha pagado el producto ¿crees que ha terminado el proceso de compra?. Claramente no. Nuestra misión, desde este momento, es conseguir que vuelva de nuevo a nuestra Farmacia. Redes Sociales, Plan de Fidelidad, Blog… tenemos un gran abanico de herramientas para que nuestra marca siga estando presente en su vida y que cuando se vuelva a poner en modo “shopper”, en su lista de favoritos, salgamos los primeros. Además, la interación del “shopper” con la marca en esta fase sirve para alimentar el momento pre-compra de otros “shopper”.
Shopper MKT Fran Velasco ClubdelaFarmacia Y ten en cuenta una cosa. Para que todo esto ocurra no podemos improvisar. Debemos poner en marcha un plan que contemple los tres momentos como parte de un gran momento de compra. Un plan “clientecéntrico” que parta del conocimiento del cliente y de sus necesidades. Si lo hacemos así, la experiencia será única y cada uno de los pasos coherente con el resto.
Anteriores
Escribe:
Inma Riu
Social Media Manager

Más firmas

Hemeroteca

Selecciona mes de publicación

Categorías

Autores