900 122 592    club@clubdelafarmacia.com

Iniciar sesión

¿Has olvidado la contraseña?

Efecto inducido fiscal 2018

12 Febrero 2018 Coordinación:
Inma Riu
Social Media Manager

Como ya hemos visto en los últimos años, la aprobación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de los Presupuestos Generales del Estado, ya no sigue la periodicidad habitual de finales de cada mes de diciembre. Las tormentas políticas recientes, hacen que nuestras autoridades fiscales, se encuentren en otros menesteres.

efecto inducido fiscal

De lo que no se olvidan nuestros legisladores, es de su cita mensual de enero, para explicarnos “por dónde van a ir los tiros” en lo que a inspecciones y control tributario se refiere durante el presente año. Parece que le ven un efecto inducido.

 

Además, como la Agencia Tributaria funciona “como una empresa”, elabora su propia nota de prensa donde resume las principales directrices de estas actuaciones investigadoras.  Aparentemente, debería ser una letanía repetitiva de las principales líneas de actuación de investigación fiscal. Pero no, en esta ocasión, el fisco nos aclara que cada vez posee más información nacional e internacional, así como nuevos métodos de análisis de dichos datos. Es decir, el famoso “big data” aplicado al sector tributario.

 

Una de las direcciones expuestas por la administración se centra en el “análisis de nuevos modelos de negocio”. Y en este sentido, ya hemos apreciado en recientes inspecciones fiscales a farmacias, el interés de los actuarios en todas las ventas distribuidas mediante el canal internet, así como el circuito económico de este apartado. Ya sabemos que, pese a no ser un canal muy desarrollado a nivel generalizado en oficinas de farmacia, sí tiene un peso al menos a considerar.

 

Pero lo que más nos llama la atención de este Plan Tributario 2018 es lo que denominan “efecto inducido en la recaudación”. Como es habitual, siempre acudimos a nuestra Real Academia para conocer el significado etimológico de las palabras. En esta ocasión, el verbo inducir, nos origina un sentido de “mover a algo o darle motivo para ello”; “provocar o causar algo”.

 

Pues bien, nuestras autoridades fiscales pretenden / buscan fomentar un “cumplimiento espontáneo” de las obligaciones ante Hacienda. Desde luego, cada vez es más sorprendente, las técnicas de disuasión que los que mandan en estos menesteres emplean en los sufridos contribuyentes. Es decir, que no es que basen una mejor expectativa de recaudación en que la económica vaya mejor (que las oficinas de farmacia en nuestro caso, obtengan mejores tasas de beneficio anual) sino en que las actuaciones de inspección amedrenten al resto de contribuyentes y les “induzcan” al riguroso cumplimiento de la ley.

 

Curioso comportamiento el que denota Hacienda (y de forma pública) en su nota de prensa de este Plan de Control Tributario 2018. Como si ya no tuvieran presión tributaria las oficinas de farmacia durante todo el ejercicio, con la infinidad de declaraciones trimestrales y anuales que devienen en los próximos meses hasta culminar en la presentación del Impuesto sobre la Renta 2017.

 

Y porque no decirlo, como si la inspección fiscal, no tuviera la facultad de disponer de un gran volumen de información de las farmacias españolas. No solo vía la Seguridad Social, sino los famosos requerimientos de información terceros. Mediante los que consiguen, por ejemplo, toda la información bancaria que necesiten.

 

Es decir, que además de soportar la presión habitual del calendario fiscal que ha de sufrir la oficina de farmacia en nuestro país, ahora tendremos un “efecto inducido” por parte de Hacienda. Y para coadyuvar a la presión ante las pymes, ahí tenemos la amenaza (ya confirmada) de que el año que viene nos “inducirán” un poco más, con el adelante del modelo 347 a enero de 2019. Esperamos que se lo “repiensen”.

 

Recomendamos como siempre, un estricto cumplimiento de las obligaciones fiscales al sector que nos ocupa, que por lo menos, nos permita estar preparados ante la voracidad investigadora de las nuevas líneas de investigación fiscal, del año que acabamos de iniciar. Sobre todo, en este periodo hasta junio 2018, que toca “retratar” fiscalmente a la farmacia con sus resultados del pasado año

 

 

Juan Antonio Sanchez. 

Economista Asesor Fiscal. Colegiado 7654.

Socio director TAXFARMA.

¿Eres miembro del Club de la Farmacia? Identifícate