Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

¿Qué importancia le das a la hidratación de la piel de tus pacientes?

Escrito por: TAMAR TRONCOSO
12/07/2022

Una de las cosas que más me gusta del verano, es que la gente empieza a darle la importancia que se merece a la hidratación de la piel.

Después de todo el año las arrugas ya no son los protagonistas de las consultas en la oficina de farmacia.

¿Pero es tan importante la hidratación de la piel?

El agua está presente en todas las capas de la piel.

Por poner un ejemplo, en la dermis, puede suponer hasta un 80% de la estructura cutánea.

Este porcentaje de agua puede verse afectado por muchos factores, y el verano, sino cuidamos nuestra rutina, puede ser el enemigo número uno de la hidratación de nuestra piel.

Una piel hidratada es una piel luminosa, jugosa, sin arrugas de deshidratación, pero sobre todo y lo más importante, es una piel sana y resistente.

¿Qué factores pueden alterar la hidratación de la piel en verano?

Seguro que nunca has pensado que los enemigos de nuestra piel se multiplican en verano.

  • La sudoración es el mecanismo natural que tiene nuestro cuerpo para controlar la temperatura. Al exponernos a temperaturas más altas, el sudor se evapora y disminuye la temperatura de nuestro cuerpo.
  • Exposición al sol. Uno de los efectos del sol sobre nuestra piel es alterar nuestra función barrera, es decir nuestro muro de defensa. Esto hace que a nuestra piel le cueste más retener el agua y se deshidrate más fácilmente por evaporación.
  • Cloro y sal: Piscina y mar, no se salva ninguno, cuando hablamos de alterar la hidratación de la piel.

¿Todas las pieles necesitan hidratación?

Para que no haya confusión por si lees este post entre líneas y rápido, ROTUNDAMENTE SI.

Y si ahora te ha entrado la curiosidad y te gusta saber el porqué de las cosas, te lo explicamos en las siguientes líneas:

Nuestra piel está compuesta por un manto hidrolipídico, es decir, una barrera que protege a la piel y evita que se pierda el agua.

Este manto como dice la propia palabra está formado por agua y lípidos. ¿Qué quiere decir esto?

  • Una piel por su composición en lípidos puede ser: grasa cuando hay muchos lípidos o Seca cuando hay poca “grasa”
  • Una piel según su composición de agua puede ser: hidratada o deshidratada

Ahora con estas 4 características podemos hacer varias de combinaciones. Por ejemplo: una piel grasa podría estar deshidratada.

Cuando entiendes que agua y grasa van por separado. Pero que una “cuida” de la otra creo que es el mayor descubrimiento para mantener una piel sana.

¿Qué tipos de hidratantes hay?

Ahora es cuando se complica la cosa. Cuando tú tienes sed tienes muchas opciones: Agua, Té, Zumo, Café… todos hidratan, pero cada uno de ellos tienen sus características que los hacen especiales.

Con los activos hidratantes pasa exactamente lo mismo, tenemos 3 grupos: Emolientes, Humectantes y Oclusivos.

Para que no te olvides de ellos hay un truco que ayuda a recordar.

  • Emolientes: Cemento para nuestro muro de células. Nos ayuda a sellar todas las grietas para que no se pierda el agua. También tienen una pequeña acción esponja.
  • Humectantes: Esponja de la hidratación. Les gusta el agua y la retienen.
  • Oclusivos: Traje Sauna. Te lo pones y no deja que se evapore el agua.

¿Quién es quién?

Una de las cosas que siempre me ha costado es ser capaz de identificar la “teoría” en el INCI de los cosméticos por eso te dejo algunos ejemplos de activos que puedes encontrar en los distintos grupos de hidratantes.

  • Emolientes: Ceramidas, ácidos grasos esenciales, colesterol, triglicéridos, aceite de jojoba y manteca de karité.
  • Humectantes: Ácido hialurónico, urea, calcio, magnesio y sodio.
  • Oculsivos: Lanolina, cera o parafina

 

¿En qué debemos fijarnos a la hora de la recomendación?

Si tienes una piel seca puedes utilizar cosméticos más ricos en activos emolientes que aporten confort.

Lo ideal es utilizar productos que combinen los distintos tipos de hidratantes.

En una piel grasa. ¡Respira!, mentalízate de que tu piel necesita hidratación. Hoy en día hay texturas ultraligeras que aportan hidratación y que te van a enamorar.

Mantener una piel hidratada a lo largo del verano es un requisito indispensable para tener una piel bonita y sana.

Después de leer este post, ¿qué importancia le das a la hidratación de la piel de tus pacientes?

 

Tamar Troncoso Rego. Farmacéutica titular en la farmacia Rego Lodos y responsable RRSS.

Fecha de la última modificación28/07/2022

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club