Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Relojes inteligentes, una herramienta para mejorar la salud de los pacientes

Escrito por: Francesc Arcas
02/11/2022

La aparición de relojes o pulseras, capaces de medir parámetros corporales, ha significado una revolución en el campo del cuidado de la salud. No se trata solamente de un elemento utilizado por los deportistas, sino que se ha ampliado a casi todas las franjas de edad.

Aunque su uso está muy extendido, no es inusual encontrarse con personas que no saben interpretar correctamente los valores y, por ende, este factor puede tener consecuencias negativas para su salud. Es precisamente en este punto donde el farmacéutico puede desarrollar un trabajo clave para la mejora de la salud de sus pacientes.

La oficina de farmacia puede establecer un protocolo para realizar un seguimiento de los pacientes una vez por semana. Esta periodicidad permitirá observar la evolución y, al mismo tiempo, dar consejos sobre salud de una manera adecuada. En este trabajo, será de gran ayuda el nexo de estos instrumentos con aplicaciones del teléfono móvil, que ofrecen estadísticas y gráficos acerca de la evolución de dichos parámetros.

Las aplicaciones más usuales consisten en la medición de la distancia, el tiempo, la velocidad, las calorías quemadas y la altitud ganada o perdida. En este caso, desde la oficina de farmacia se puede realizar un seguimiento para comprobar que se va progresando correctamente. En el nivel más elemental, por ejemplo, se puede valorar si la distancia recorrida ha aumentado o ha disminuido en los últimos días.

No obstante, la diversidad de los datos también permite establecer relaciones. Así pues, se puede incentivar a personas con problemas de sobrepeso a que aumenten la distancia y la velocidad para incrementar el gasto de calorías. En el caso de personas con hábitos sedentarios, se les puede animar a mejorar el tiempo empleado en realizar cualquier actividad física.

Los postoperatorios de rodilla y cadera son otro ámbito de aplicación; el control de los pasos realizados permite conocer el estado de la rehabilitación. En este caso, el farmacéutico, el traumatólogo y el paciente pueden cooperar para conocer el tiempo y la velocidad de las distancias recorridas, antes y después de la intervención. El estudio de estos valores permite un tratamiento cada vez más personalizado.

Los relojes más avanzados incorporan sensores que miden diferentes parámetros corporales: la presión arterial, la frecuencia cardiaca, el oxígeno en sangre… Una de las críticas es la fiabilidad de los sensores y, por esta razón, algunos relojes incorporan un accesorio inflable en la correa para realizar las mediciones de la presión arterial.

En el momento de visualizar los datos, se debe tener en cuenta que los valores pueden ser aproximados. Por este motivo, también es recomendable medir los parámetros con el material de la farmacia. No obstante, el farmacéutico puede detectar patrones que indiquen situaciones anómalas en el ritmo cardíaco o la tensión arterial.

Un ejemplo práctico de la utilidad para el farmacéutico se observa en el estudio del ritmo cardíaco. A través de estos dispositivos, se pueden detectar cómo algunas personas aumentan excesivamente el número de pulsaciones en un acto que implique un esfuerzo. En el caso de que esta situación se prolongue en el tiempo, se debe recomendar al paciente que acuda al médico.

Los dispositivos más modernos permiten medir los niveles de oxígeno en la sangre a través de sensores infrarrojos. Los valores para un adulto sano suelen estar entre el 95 y 100%. Si durante un determinado periodo de tiempo se encuentran bajos, esto puede reflejar la existencia de un problema circulatorio, cardíaco o pulmonar.

Además de estudiar la salud durante el día, algunos relojes también permiten monitorizar  el sueño. De esta forma, a través de la aplicación, se puede observar la evolución de la rutina del sueño para conocer cómo responde el cuerpo ante la cantidad de descanso que se dedica al día. Como ejemplo desde la oficina de farmacia, se puede incentivar al paciente con hábitos sedentarios y problemas de insomnio a incrementar su actividad física.

Figura 1. Protocolo de seguimiento

 

Francesc Arcas Ruscalleda

Farmacéutico especializado en Big Data e Inteligencia Artificial

Fecha de la última modificación16/11/2022

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club