Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Cartera de servicios en la farmacia

Escrito por: Redacción Club de la Farmacia
01/01/2015
Club de la Farmacia - Blog - Atención farmacéutica|Gestión|Marketing

Este post está adaptado del original escrito por Rafael Borrás en su blog Imagen obtenida de: Farmacia Constitución elegida ya que representa iconográficamente la cartera de servicios que se pueden desarrollar en la farmacia.

Las Oficinas de Farmacia han de garantizar a los ciudadanos el acceso a medicamentos seguros y eficaces en condiciones de equidad.

Este hecho es fundamental, pero el farmacéutico ha de ser capaz de ofrecer también, una “Cartera de Servicios” que incluya todos aquellos elementos en que su participación pueda aportar un plus de calidad al Sistema Sanitario y a su vez, sean necesarias para los pacientes y aporten un plus de calidad asistencial.

La “Cartera de Servicios” ha de incluir una serie de  actividades que puede ejercer el farmacéutico a través de  protocolos de actuación definidos y bajo una formación específica obligatoria. Serán servicios complementarios y/o vinculados a la propia dispensación, resultado de la aportación y el aprovechamiento de un sector de proximidad al ciudadano y poseedor de conocimiento sanitario y farmacológico.

De aquí se derivaría una acreditación al farmacéutico, el cual podría desarrollar la actividad o bien en su propia Oficina de Farmacia o en la que estuviera trabajando. Lo que nos ha de quedar claro es que la acreditación ha de ir unida al profesional y no al centro donde se desarrolla la actividad, la Oficina de Farmacia estará acreditada porque allí hay un profesional con la metodología y el conocimiento necesario para ofertar un servicio con garantías.

Estas acreditaciones, en muchos países del extranjero ya existen y están reguladas por estamentos superiores (del propio Colegio o vinculados a él)

La Oficina de Farmacia ha evolucionado notablemente en los últimos años, sustituyendo el concepto de medicamento como elemento aislado por el de medicamento contextualizado en el tratamiento farmacológico global del paciente en un entorno de patología crónica y polimedicación). A este cambio sustancial tenemos que poder añadir el complemento perfecto para completar un servicio basado en la oferta de actividades que beneficien al paciente y que sean “compradas” por administraciones, aseguradoras, instituciones y organizaciones privadas, laboratorios y pacientes individuales.

Selección y oferta de Servicios

No todas las Oficinas de Farmacia ofertaran todos los servicios ni todos los servicios han de ser ofertados desde todas las Oficinas de Farmacia.

Sería importante seleccionar que actividades van a desarrollarse y esta selección ha de basarse en los criterios siguientes:

a)Necesidades del entorno de clientes/pacientes

b)Conocimiento de la actividad – estar acreditado-

c)Demanda de la actividad

d)Espacio físico de la Oficina de Farmacia

e)Tiempo y recursos para desarrollar la actividad

(a)   Conocer el entorno de la Oficina de Farmacia es un elemento imprescindible para ofrecer un servicio de calidad. Tipología de clientes, proximidad de centros sanitarios: Centro de Salud, consultorios médicos, residencias geriátricas,…proximidad de centros cívicos, sociales, escuelas, etc. Pueden marcarnos que tipo de actividades van más acorde con las necesidades asistenciales del entorno de nuestra Oficina de Farmacia.

(b)  Otro elemento imprescindible es que el farmacéutico titular o bien alguno de sus colaboradores posean la acreditación correspondiente para desarrollar la actividad. En este caso si por ejemplo fuera el farmacéutico sustituto quien posee la acreditación y éste se marchase de la Oficina de Farmacia, solo podría seguir desarrollándose la actividad si el titular u otro farmacéutico tuviera la acreditación.

(c)   A veces la demanda puede ser por parte de los propios pacientes o bien de centros o entidades. El ejemplo más claro lo tenemos en Barcelona, donde desde diferentes Centros de Asistencia Primaria se está demandando a los farmacéuticos de Oficinas de Farmacia la participación en el programa SPD.

(d)  El espacio físico será fundamental, aunque por ley las Oficinas de Farmacia han de disponer de un espacio dedicado a la atención personalizada que preserve la confidencialidad del paciente. La realidad es que hay Oficinas de Farmacia que carecen del espacio necesario tanto para atender al paciente como para desarrollar determinada actividad en la parte interior del local, por ejemplo laboratorio de Fórmulas Magistrales o espacio para preparar los Sistemas Personalizados de Dosificación.

(e)   El tiempo y los recursos humanos son elementos imprescindibles. Nos podemos encontrar Oficinas de Farmacia con pocos profesionales trabajando en ellas y que han de destinar la mayoría del tiempo a la dispensación y la gestión del medicamento, siendo imposible la dedicación a otro tipo de proyectos adicionales.

Descripción de programas incluidos en una posible “Cartera de Servicios”

1-    Sistema Personalizado de Dispensación (SPD)

2-    Programa de Mantenimiento con Metadona (PMM)

3-    Programa de Intercambio de Jeringuillas (PIJ)

4-    Programa de Secesión Tabáquica

5-    Dispensación de Medicamentos de Uso Hospitalario

6-    Participación en estudios clínicos – Investigación-

7-    Atención Farmacéutica –seguimiento farmacoterapéutico-

8-    Servicios de Atención Farmacéutica a Residencias Geriátricas

9-    Fórmulas Magistrales

10-     Ortopedia

11-     Programas de cribage

12-     Consejo nutricional

13-     Docencia

14-     Educación Sanitaria

Sistema Personalizado de Dispensación (SPD)

Programa innovador para mejorar el cumplimiento terapéutico  a través de la dispensación individualizada de la medicación, ubicándola en unos dispositivos especiales tipo blister mediante el seguimiento de unos protocolos establecidos. Recibir la medicación totalmente organizada según la pauta prescrita, facilita enormemente su administración regular y eso se traduce en una mejor respuesta farmacológica.

Programa de Mantenimiento con Metadona (PMM)

Programa de dispensación de agonistas opiáceos desde las Oficinas de Farmacia en un intento de mejorar la calidad de vida de los pacientes en un proceso de normalización y accesibilidad. Es el primer programa donde el farmacéutico es retribuido por el servicio que presta y no a través de un margen sobre el medicamento.

Programa de Intercambio de Jeringuillas (PIJ)

Este es uno de los programas más efectivo para evitar la transmisión y reinfección del VIH, hepatitis B y endocarditis bacteriana entre Usuarios de Droga por Vía Parenteral. Multitud de Oficinas de Farmacia en España participan en él y ha conseguido disminuir notablemente la incidencia de infección. A través de este programa se contacta con aquellos usuarios que no están en contacto con la red asistencial, lo cual es un potencial importante de intervención.

Programa de Secesión Tabáquica

El papel del farmacéutico en el tratamiento del tabaquismo es fundamental, pero su intervención no se ha de centrar únicamente en el consejo sobre la utilización de la medicación existente, sino que puede ir más allá y mediante conocimiento y protocolos, hacer un seguimiento periódico del paciente y reforzar el tratamiento farmacológico a través de una serie de medidas educacionales y motivacionales.

Dispensación de Medicamentos de Uso Hospitalario

La transición de fármacos de Uso Hospitalario hacia la Atención Primaria puede ser un camino interesante para mejorar el acceso y el seguimiento de determinados tratamientos. Desde los Servicios de Farmacia de la mayoría de hospitales se están llevando a cabo, con un éxito notable, programas de atención al paciente ambulatorio, pero nos encontramos ciertos grupos de fármacos que podrían ser dispensados desde las Oficinas de Farmacia a través de programas protocolizados y bajo un modelo de retribución específica.

Participación en estudios clínicos

La accesibilidad  y la formación del farmacéutico es un binomio muy interesante para potenciar su papel en la participación en estudios clínicos. Pero para poder colaborar en este tipo de proyectos es especialmente relevante poseer unos conocimientos específicos que permitan seguir los protocolos establecidos.

Atención Farmacéutica

El seguimiento de los tratamientos por parte del farmacéutico ha demostrado ser altamente efectivo como elemento de apoyo en el abordaje global del paciente. Para llevarlo a cabo de una forma normalizada y regular hemos de contar con la complicidad de la Administración Sanitaria y también del colectivo médico, que ha de visualizar esta actividad como un complemento positivo para el paciente y no  como intrusismo profesional.

Sería importante segmentar el seguimiento farmacoterapéutico según el perfil de los pacientes, pues el tipo de intervención, la metodología y la formación requerirán unos condicionantes especiales.

Servicios de Atención Farmacéutica a Residencias Geriátricas

El tipo de prestación que los farmacéuticos comunitarios han de ofrecer a las Residencias Geriátricas ha de ir más allá del aprovisionamiento de fármacos. La atención individualizada y la ayuda en la organización y el seguimiento de las pautas terapéuticas ha de ser la pieza clave en la que se base un programa global de Atención Farmacéutica que mejore la prestación y aporte valor añadido al suministro de medicación.

Fórmulas Magistrales

La ley ya describe cuales son las condiciones que ha de cumplir una Oficina de Farmacia para poder elaborar Formulas Magistrales y Preparados Oficinales, lo cual identifica claramente este servicio como un elemento diferencial y especializado.

Ortopedia

Al igual que en el apartado anterior a nivel legal se describe muy     específicamente los requisitos que ha de tener la Oficina de Farmacia  para poder ofrecer  este servicio y básicamente nos estamos rigiendo por aspectos de conocimiento y formación del farmacéutico.

Programas de cribage

La detección precoz de enfermedades a través de la determinación de parámetros biomédicos, análisis por química seca, cuestionarios e intervenciones protocolizadas, puede ser un elemento preventivo clave que por un lado mejore la calidad de vida de los afectados y por otro, también se traduzca en un ahorro importante para el sistema.

Consejo nutricional

Hay un amplio debate sobre la posibilidad de hacer “dietas” en la Oficina de Farmacia y  cobrar por ello.  La diferenciación entre prescripción         (indicación de cantidades de cada alimento) y consejo (recomendación de grupos de alimentos sin especificar cantidad), ha sido el tema que puede diferenciar los aspectos legales.

Lo que es importante es seguir recogiendo información y argumentos para demostrar que el farmacéutico puede asesorar en aspectos dietéticos y nutricionales y a su vez, como colectivo, hemos de incidir en aquellos aspectos de la nutrición que tengan relación con el medicamento- donde somos realmente especialistas- como por ejemplo las interacciones de los fármacos con los alimentos.

Docencia

Participar en la formación de los futuros farmacéuticos, así como en la formación de otros profesionales sanitarios, es uno de los aspectos en los que ha de colaborar el farmacéutico comunitario.

Las prácticas tuteladas y la participación en sesiones clínicas en los Centros de Atención Primaria son ejemplos de este servicio adicional.

 

Educación Sanitaria

Participar en campañas sanitarias no es la distribución de material informativo desde las Oficinas de Farmacia. El farmacéutico, siguiendo una metodología adecuada y con una formación específica puede participar en iniciativas que realmente mejoren la calidad de vida de los pacientes y a su vez, mediante una intervención personalizada, participar en programas de  promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

El pago de los servicios

Cuando se elabora una “Cartera de Servicios” hemos de pensar a quien puede beneficiar y a su vez…quien estaría dispuesto a pagar por ello. Está claro que cada una de las actividades definidas puede interesar a un tipo de cliente diferente, pero lo principal es disponer de una selección amplia basada en tres parámetros muy definidos:

CONOCIMIENTO-METODOLOGÍA-CALIDAD.

A partir de aquí estableceremos la plantilla servicio/cliente donde definiremos a quien le puede interesar cada uno de los programas que nosotros ofertemos.

Proximamente abordaré la plantilla servicio/cliente y exploraremos formas de retribución para cada una de los servicios definidos anteriormente.

Fecha de la última modificación01/01/2015

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club