Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

¿Cómo gestionar la categoría de dermo en mi Farmacia? Parte I

Escrito por: Luis De la Fuente
17/07/2017
Club de la Farmacia - Blog - Gestión

PRIMERA PARTE: PRODUCTO Y CLIENTE

servicios profesionales farmaceuticos

La dermocosmética como área encargada de la belleza y salud de la piel, combinando la acción de la cosmética con la acción dermatológica, se convierte en una de las categoría más demandadas en la oficina de farmacia, lo que hace necesario centrar la atención en aquellos aspectos relacionados con la gestión, que maximicen el beneficio y rendimiento.

Como hemos venido haciendo, nos basaremos en el Modelo GUN y en sus 4 pilares básicos: el producto, el cliente, la superficie de ventas y el equipo. En esta primera parte, hablaremos del producto y el cliente.

EL PRODUCTO

La categoría de dermocosmética está compuesta por productos de vía tópica y oral, aunque dependiendo de la estrategia de la farmacia y el tipo de afección cutánea, podemos incluir productos de distintas categorías para así potenciar el tratamiento y aliviar la sintomatología (por ejemplo productos específicos para piel sensible e hipoalergénicos en prevención de la dermatitis atópica en la cara del paciente).

Esta categoría no es exclusiva del cliente que solicita directamente un tratamiento cosmético, si no que podemos potenciar esta categoría a través del medicamento. Por ejemplo, las ventas de anticonceptivos orales facilitan que desde el mostrador se indique la necesidad de utilizar un fotoprotector argumentando que los anticonceptivos estimulan la síntesis de melanina y provocan manchas. Además, en aquellos pacientes que ya padezcan melasma derivado de este tratamiento, podrían utilizar un despigmentante además del fotoprotector diario.

Para tener una buena gestión de nuestro surtido, lo primero a tener en cuenta es tener un surtido optimo en todas las categorías, con esto nos referimos al surtido mínimo que cubre las necesidades de todos nuestros clientes, ya que si nuestra farmacia cuenta con un surtido muy amplio esto aumenta la satisfacción de nuestro cliente pero nuestra rentabilidad disminuiría. Por otro lado surtidos muy escasos mejoran nuestra rentabilidad, pero podemos perder cliente y con ello una pérdida de rentabilidad a largo plazo.

Dependiendo de la fidelidad de nuestros consumidores a determinadas marcas y de la competencia que exista en el mercado en cada una de las categorías, nos centraremos en el número de marcas que vamos a trabajar en nuestra farmacia.

Para llegar a tener un surtido optimo en la categoría de dermocosmética, debemos trabajar tres productos para cada una de las necesidades que pueden presentar los clientes de la farmacia en esta categoría.  Los tres tipos de productos que debemos trabajar son:

  • Producto estratégico: Aquellos productos que provienen de un laboratorio con quien la Farmacia tiene un plan de sell out anual, que aporta mejores condiciones comerciales y herramientas de salida del producto, por ejemplo, formación en técnica de ventas del productos cosmético, servicios de valor con un analizador facial, fichas de recomendación y de análisis, escaparates según campañas (por ejemplo, en navidad)…
  • Producto recomendado: Aquellos productos que provienen de un laboratorio que no aporta las mejores condiciones comerciales pero que son reclamados actualmente por mi consumidor y que por lo tanto, traen clientes a la farmacia. Por regla general, suele coincidir con las marcas cosméticas publicitarias, que en muchos casos, abordan al cliente desde la televisión.
  • Producto promocional: que puede venir dado tanto por la industria (con acciones específicas, como por ejemplo, segunda unidad al 50% en una marca cosmética –siendo general para todas las farmacias-) y promociones que son elaboradas directamente desde la farmacia a fin de diferenciarse del resto de la competencia (por ejemplo, análisis facial gratuito por la compra de productos de la categoría dermo). Este producto promocional puede venir dado tanto por un laboratorio estratégico como por un laboratorio recomendado.

Un error habitual de las farmacias es centrarse en las promociones que únicamente marca el laboratorio. Es importante tener un elemento diferenciador en las promociones, y esta estrategia, deberá estar incluida en el plan de fidelidad de la farmacia, ya que será exclusiva de ella. No debemos olvidar que la negociación con el laboratorio también es importante en este tipo de promociones especiales.

 

 

EL CLIENTE

La atención farmacéutica como imprescindible en el desarrollo de la actividad exige que conozcamos bien el tipo de cliente que viene a la farmacia, no solo porque facilitara el consejo farmacéutico sino porque se hace necesaria para la gestión de la categoría.

Diferenciamos dos tipos de clientes dermo, uno es el cliente que le gusta cuidarse e invierte en productos y el otro es aquel que solo se aplica una crema hidratante, por lo que su consumo en dermocosmética es escaso. Lo ideal es elegir el surtido y los laboratorios presentes en mi farmacia según el tipo de cliente y su inversión habitual en dermocosmética.

Realizar encuestas a los clientes que frecuentan la farmacia y en zonas potenciales cercanas a mi farmacia, es necesario para conocer qué tipo de cliente tenemos y sus hábitos de compra.

Además existe otro cliente que consideramos potencial porque lo podemos captar desde el mostrador de atención farmacéutica, como por ejemplo, el que acude a la farmacia para la dispensación de un tratamiento para el acné, antidiabéticos orales, ya que su piel puede sufrir efectos secundarios adheridos a la medicación o incluso, a su enfermedad.

 

Fecha de la última modificación17/01/2019

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club