Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Dermofarmacia: cómo invertir poco en ella y sacarle el máximo beneficio

Escrito por: Redacción Club de la Farmacia
30/07/2015
Club de la Farmacia - Blog - Dermofarmacia|Gestión

¿Has decidido lanzarte con la dermo? ¿No dispones de mucho presupuesto? Lo importante es empezar, poco a poco irás creciendo…

¿Cómo podemos empezar sin demasiada inversión?

Elegiremos las familias de mayor demanda por parte de nuestros clientes y poco a poco iremos incorporando familias complementarias y que atraigan a consumidores potenciales que hay en nuestro entorno. Debemos recordar que una de nuestras misiones en la farmacia es educar al cliente en rutinas que mejoren su salud, en las cuales están incluidas los hábitos de cuidado de la piel y cuero cabelludo.

Para ello, podemos realizar una pequeña encuesta a nuestros clientes que nos proporcione la información necesaria para elegir las familias a implantar. En cuanto a nuestro entorno, no está de más hacer un análisis de competencia (otras farmacias, perfumerías, herboristerías, supermercados…), de servicios que tengamos alrededor que puedan ser de interés (gimnasios, guarderías, clínicas privadas…). Con toda la información recopilada llegaremos a la conclusión de las necesidades reales y de las que se nos pueden presentar, de carencias en nuestra competencia que podemos ofrecer y de clientes potenciales a los que podemos atraer en un futuro.

Una vez tengamos claras las familias podemos elegir el surtido y las marcas, para empezar no más de tres alternativas con diferencias competitivas entre ellas que cumplan con las características que nuestros clientes nos demandan. Por ejemplo: si hablamos de hidratación facial las diferencias competitivas podrían ser: que contenga factor de protección, color, de alta gama, para piel sensible, ecológica, el precio… Estas características nos posicionarán muy bien cada una de las alternativas y en consecuencia nos será mucho más fácil salir de nuestra zona de confort cuando las recomendemos.

Dp_cat_dolor_ok

 

Pasamos a la parte más importante: sacar el máximo beneficio, para ello debe haber venta y rotación de producto. Como dijimos en el anterior post no hay nada menos rentable que tener el producto expuesto sin rotación y en la situación en la que nos encontramos no nos podemos permitir este lujo. Por este motivo remarcamos la importancia de la formación que nos ayudará en el posicionamiento, la importancia de los protocolos de venta que nos darán seguridad y dejamos en el aire el PLAN ESTRATÉGICO, pues bien, vamos a ello…

Para vender el producto, no solo debemos conocerlo también hay que dinamizarlo, esto lo conseguiremos gracias a un plan estratégico, el cual estableceremos con la ayuda de nuestro equipo. El PLAN ESTRATÉGICO consta de unas campañas a trabajar a lo largo del año según la estacionalidad (si la tienen) de las familias que hemos priorizado.

Un producto sufre estacionalidad cuando su demanda y en consecuencia su pico de ventas, se centra en una o varias épocas concretas y definidas del año. Por ejemplo: sabemos que caída capilar sucede en primavera y otoño.

Por tanto realizaremos un CALENDARIO ANUAL con las campañas a trabajar teniendo en cuenta la estacionalidad. En la planificación de una campaña deberemos tener en cuenta:

–          Objetivos de grupo e individuales de venta y en consecuencia, realizaremos las compras para no excedernos ni quedarnos cortos de stock. Tan malo es tener demasiado stock como roturas de stock, ambos afectan al beneficio y a la rentabilidad de una campaña.

–          Elementos de apoyo que podemos realizar nosotros mismos, pedir colaboración a los laboratorios implicados o encargar a una empresa externa según nuestro presupuesto. Por ejemplo: escaparates, displays, expositores, charlas/talleres/formaciones para el consumidor, folletos, carteles….Y sobre todo, imaginación al poder!!

–          Protocolos de venta a utilizar

–          Promociones: descuentos, regalos… Estas pueden correr a nuestro cargo, para lo cual es importante estudiar previamente hasta donde podemos llegar, o podemos pedir colaboración a nuestros laboratorios proveedores.

–          Gestión de las góndolas/lineales y mostrador.

 

 

Y por último, una reflexión… Como dijimos, vivimos en una sociedad “sedienta” de información, en constante contacto con redes sociales y blogs ¿Por qué no lanzarnos? La atracción de clientes potenciales será mucho más fácil y, por supuesto, el impacto de todas las campañas y promociones que realicemos será mucho mayor si van acompañadas de publicaciones en redes sociales.

Os animo a empezar, ¡querer es poder!

 

Fecha de la última modificación30/07/2015

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club