Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Muestras en la farmacia: cómo, cuando, a quién, por qué…

Escrito por: Raquel Ciriza
01/01/2015

Este post está redactado íntegramente por Raquel Ciriza Rapún @Raquel_farma, vocal de dermofarmacia de Huesca

“ ¿No tendrás una muestra de alguna crema? “

Quién no ha oído esa frase estando en el mostrador… Existe la típica cliente que vive de las muestras, de cualquiera de ellas, independientemente de que sean las adecuadas para su piel. Seguro que te viene alguien a la cabeza. Y seguro que no es una persona que tenga una piel cuidada. ¡Claro! Si cada día aplica una muestra diferente… ¡menudo pupurri!

Se me ocurren varias situaciones en las que podemos gestionar bien una muestra, y cuando digo gestionar bien me refiero a sacarle partido más allá de que la señora muestraadicta las utilice para rellenar un tarro de crema.

Opción 1: Tras la venta de uno o varios  productos y teniendo la certeza de que en este momento no va a comprar nada más, podemos darle una muestra de otro  distinto, que le sirva para conocerlo y generar así una venta a corto-medio plazo

Opción 2: Generar una necesidad que el paciente no se había planteado. Por ejemplo:  dispensamos una insulina, y le ofrecemos una muestra de edulcorante apto para diabéticos, ayudándonos de una frase que nos lleve donde queremos “Voy a darle una muestra de sucralosa. ¿La conoce? Es un edulcorante apto para diabéticos”. Así invitas a iniciar una conversación, en la que el interlocutor va a decirte si ya utiliza algún edulcorante o no, y te da pie a explicarle las presentaciones que existen, los precios, y a que sea consciente de que el edulcorante también puede comprarlo en la farmacia. Es probable que se lo lleve en ese momento y si no lo hace seguro que se queda con el mensaje y generamos una venta posterior.

Para este tipo de consejos es muy útil colocar anotaciones al lado del medicamento y/o notas en el programa informático que salten al dispensar.

Opción 3: Guardar muestras concretas para clientes en concreto.  El efecto que provoca en el usuario sentir que la has reservado para él genera una confianza brutal. “Acabo de recibir un producto nuevo y he pensado en ti, es un activo muy apropiado para tu piel”

 

Algunos consejos:

  • Nunca  uses  diminutivos cuando des una muestra. Si dices “toma esta muestrecita” estás devaluándola. No es una muestrecita, es una muestra, suficiente para que pruebe la textura, el sabor… y pueda decidir si le gusta o no.
  • Indica siempre que guarde el sachet para saber  su percepción, te servirá para orientarte la próxima vez que acuda.
  • No recurras a la muestra antes de tiempo; recurre antes al consejo, a la información, a las preguntas abiertas que generen una conversación y una posible venta. Cuando hayas agotado todas tus armas de seducción, utiliza la muestra.
  • Siempre que puedas, acompaña la muestra de una explicación o un folleto explicativo. Reforzará el mensaje.
  • Establece mecanismos para que todo tu equipo gestione bien las muestras, hasta convertirlo en un protocolo.
  • No dejes de dar una muestra porque haya gente esperando, si las tienes organizadas te costará menos de 1 minuto ir a por ella y explicarle. Para agilizar puede resultarte útil ordenarlas por categorías/indicación/patologías.
  • Entrega muestras de los productos que te interese vender, no caigas en el error de regalar a granel esas muestras que estás cansad@ de ver si no trabajas el producto. La Ley de Murphy dice que la cliente volverá al día siguiente a decirte que le ha encantado, y que quiere ese producto.
  • Guarda esas muestras sin sentido para la típica que nunca va a comprar. No gastes en ella las que en otras van a generar ventas y confianza
  • No olvides preguntarle la próxima vez que acuda qué le pareció. Te servirá para recopilar más información y poder recomendarle mejor.

Se me ocurren muchas más opciones  y unos cuantos consejos más… y se me ocurre que sería más dinámico si contestando a este post, entre todos, vamos poniendo ideas en común. Adelante, ¡hasta la cocina!

Fecha de la última modificación07/03/2019

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club