Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Trabajar la dermo sin dermoanalizador. También se puede.

Escrito por: Redacción Club de la Farmacia
03/02/2016
Club de la Farmacia - Blog - Dermofarmacia|Gestión

Muchas veces me encuentro con que los compañeros de otras farmacias piensan que tener un dermoanalizador es imprescindible para trabajar de forma adecuada la categoria de dermofarmacia. Por mi experiencia de muchos años ya trabajando esa categoría sin contar con el apoyo de uno, puedo aseguraros que no es cierto.

Está claro que si dispones del personal y del espacio adecuados, el dermoanalizador es muy útil y nos puede ayudar a darle un plus de profesionalidad al consejo dermofarmaceutico. Pero como comentaba antes, no es imprescindible y menos en estos tiempos de crisis del sector farmacia. Lo que sí que es imprescindible es dedicarle tiempo.

Lo primero para poder trabajar correctamente la categoría (cualquier categoría, en realidad) es:

1- conocer muy bien los productos que vas a trabajar,

2- formarse adecuadamente,

3-conocer, o mejor aún probar, sus texturas, sus resultados y la experiencia de uso.

4-elegir como mínimo una marca dermatológica y otra un poco más cosmética, que nos permitan cubrir las necesidades de nuestro público.

5-si ya tienes implantadas varias marcas o tu área de influencia te permite hacerlo, completaras la oferta con alguna marca premium o de tipo selectivo.

DErmocosmética

Por supuesto, para poder atender adecuadamente las demandas de nuestros clientes, debemos conocer las novedades y productos de moda de otros canales y de otras marcas que no trabajamos. De este modo, aunque no tengamos el producto requerido siempre podremos indicar con cual de los que sí tenemos, el cliente podría cubrir la misma necesidad.

Ante un cliente lo primordial siempre es realizar una correcta escucha, comprender lo que nos está pidiendo y cuales son sus principales preocupaciones con respecto a su piel.

Una vez realizado este paso para identificar su tipo de piel (no lo preguntéis directamente, si los profesionales somos nosotros, debemos ser capaces de decirle como tiene la piel) debemos fijarnos en su aspecto:

Si tiene la piel con brillos, apreciamos poros dilatados con alguna espinilla o puntos negros, notamos una cierta flacidez o descolgamiento en el ovalo facial o presenta pocas arrugas pero muy marcadas principamente a nivel del surco nasogeniano y del contorno de ojos, estaremos ante una piel mixta o grasa.
Si tiene la piel fina, apreciamos descamación o nos indica que nota tirantez, presenta irritación, poros cerrados, piel mate o presenta arrugas diferentes de las del punto anterior, y en mayor cantidad, estaremos ante una piel seca.
Sino se ajusta a ninguno de los perfiles anteriores, estaremos ante una piel normal.
Fíjate también en si notas alguna mancha, si el tono de la piel no es uniforme o si tiene la piel apagada.

Packaging-seduce-el-gusto
Además de mediante la observación es conveniente hacerle una serie de preguntas que nos sirvan para confirmar o asegurarnos en caso de tener alguna duda y para conocer que problema o preocupación tiene respecto a su piel: ¿cómo nota su piel? ¿cómo se cuida la piel? ¿con qué productos (nos importa más el producto que la marca)? ¿tiene tirantez después de limpiarla? ¿se nota brillos a lo largo del día? ¿qué protección solar utiliza?

Mediante este cuestionario logramos rápidamente información sobre sus hábitos de higiene facial y veremos si son o no correctos para poder corregirlos o completarlos si es necesario. Al conocer su rutina tendremos una idea de lo poco o mucho que cuida su piel y si sigue los pasos de cuidado correctamente, con lo que podremos indicarle como mejorar el uso de sus productos y con cuales serÌa conveniente complementarlos. El uso o no de fotoprotección todo el año, y el indice utilizado nos indicar el riesgo de fotoenvejecimiento y de aparición de manchas. El resto de las preguntas nos ayudar·n a confirmar el tipo de piel.

Es muy importante escuchar atentamente y dejar que hable con calma y confianza sobre el tema, productos que ha utilizado, como los aplica, como le han ido, hábitos de maquillaje, etc. Cuanto más información nos de, más sencillo nos resultará descubrir sus necesidades y poder ofrecer algún producto que las cubra.

La época del año en que nos encontremos también influirá sobre el estado de la piel y la aparición de ciertas patologías: manchas, deshidratación, acné, atopia, …

No olvidemos que cada piel es diferente y reacciona de distinta manera a los tratamientos, ni que no existen protocolos que sirvan para todos los casos, por lo que siempre hay que personalizar las indicaciones y hacer un seguimiento correcto.

Y tú, ¿utilizas dermoanalizador en la farmacia? ¿Te parece imprescindible?

Fecha de la última modificación03/02/2016

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club