La información que contiene esta página web está dirigida exclusivamente al profesional con capacidad para prescribir o dispensar medicamentos, lo que requiere una formación necesaria para interpretarla correctamente. Si continúa navegando se asume que usted confirma que es un profesional sanitario.

Configuración de las Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para mantener tu sesión, personalizar los contenidos y para obtener estadísticas sobre el uso de la misma. Puedes ajustar tus preferencias de cookies (incluyendo su desactivación) o aceptarlas todas. Si necesitas saber más, lee nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas: Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. ver más info

Son aquellas cookies que permiten la autenticación o el mantenimiento de la sesión del usuario registrado cuando navega por la página, las que se usan para mostrar videos, etc. No podemos apagarlas. Sin embargo, puedes configurar tu navegador para que bloquee o te avise acerca de estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán.

Cookies Analíticas:Utilizamos estas cookies para recopilar estadísticas anónimas sobre tu actividad en la Web y la actividad general de la Web. ver más info

La información recopilada nos permite optimizar la navegación a través de nuestra Web y brindarte el mejor servicio, es decir, el número de páginas visitadas, el idioma utilizado, la frecuencia de visitas, el tiempo de visitas o el navegador utilizado, entre otros.

Cookies de personalización: Estas cookies permiten que nuestro sitio web proporcione una funcionalidad y personalización mejoradas. Si no permites estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no mejoren tu experiencia. ver más info

Queremos que tengas una gran experiencia en el Club de la Farmacia, enviarte y mostrarte los contenidos que realmente te interesan. Además, queremos que cualquier interacción que tengas con nosotros se personalice en función de tus intereses y preferencias, tus hábitos de navegación y comportamientos. Para hacerlo, necesitamos tu consentimiento para combinar datos de tu actividad, recopilados en la plataforma o recogidos de otras fuentes internas y externas, en canales digitales o fuera de ellos. Obtén más información sobre esto consultando nuestra Política de Privacidad.

Cookies de terceros. ver más info

Son aquéllas que permiten que los usuarios puedan interactuar con el contenido de plataformas de terceros (por ejemplo, plataforma de vídeo o botones de compartir).

Si el usuario tiene sesión iniciada en las redes sociales mientras navega por nuestra web, puede facilitar que alguno de los datos de su navegación queden registrados en esas redes sociales.

Además, algunas cookies pueden ser necesarias para compartir información de nuestra web en algunas de las redes sociales como LinkedIn, Twitter, Facebook, etc.

Si necesitas obtener más información, lee nuestra Política de Cookies.

Observación en el mostrador de la farmacia

Escrito por: CARMEN FERNANDEZ LORENZO
26/04/2018
Club de la Farmacia - Blog - Atención farmacéutica|Gestión

En muchas ocasiones, en el mostrador de la farmacia miramos pero no vemos. Vivimos y trabajamos con «el piloto automático».

observacion mostrador

Nuestro día a día está lleno de actividades cotidianas que realizamos de manera inconsciente, sin pararnos a pensar. por ejemplo, piensa en el recorrido que realizas cada día para ir de tu casa a la farmacia. Como te lo sabes de memoria, apenas prestas atención al itinerario. Sin embargo, en ese camino que realizas cada día has dejado de ver muchos detalles por no prestar atención. Y es que aunque te cueste creerlo, existen detalles por los que pasas delante todos los días y que no ves. Y este ejemplo que sucede en el día a día de tu vida cotidiana también ocurre en el mostrador de la oficina de farmacia.

 

Preguntas para reflexionar

Párate a reflexionar sobre estas dos preguntas:

¿Cuántas veces has salido de la rebotica al mostrador sin recordar a quien estabas atendiendo?

¿Cuántas veces has entrado del mostrador a la cajonera y al llegar a ella no recuerdas qué es lo que ibas a buscar?

Esto sucede cuando trabajas sin pensar. Automatizas una acción y la ejecutas de memoria y  no de forma consciente. En estos casos es cuando en el mostrador miramos pero no vemos.

 

Empieza a mirar y ver en el mostrador

En esta entrada te propongo que empieces a tomar conciencia de todos y cada uno de los detalles que percibes desde el mostrador. El primer paso es empezar por mirar y ver, el cual te ayudará a detectar las necesidades que tienen tus pacientes. Así pues, te recomiendo empezar por mirar a los ojos de tus pacientes y prestar atención a todo lo que dicen.

A través de la mirada podrás ver si tu paciente está receptivo o incluso lo que siente (timidez, desconfianza o culpa son los motivos por los que una persona no establece contacto visual directo con otra persona). Aquellos que no quieran consejo evitarán establecer un contacto visual. Por lo contrario, quienes te miren a los ojos te demostrarán su confianza, su seguridad y su claridad. Serán personas receptivas y dispuestas a escucharte.

De este modo, sólo con la mirada ya podrás saber quien es receptivo de recibir un consejo, pero además, si miras a los ojos de tus pacientes, también podrás observar el contorno de sus ojos y todo lo que nos dicen de la salud de cada uno de ellos.

Como bien sabes, la piel que conforma el contorno de los ojos es extremadamente fina.  Concretamente, es cinco veces más fina que la del resto de la cara, que a su vez es cinco veces más fina que la del resto del cuerpo. Es decir, la piel del contorno ocular es diez veces más fina que la del resto del cuerpo.

Esta piel tan fina permite que a través del contorno de los ojos podemos ver lo que le está ocurriendo por dentro, adelantarnos y conocer más del paciente que tenemos delante. Conocer  sus necesidades presentes y futuras. Mucho más allá de la estética donde tenemos miles de productos que ayudan de forma dermatológica a tratar estos problemas.

 

¿Qué te dice el contorno de los ojos de tus pacientes?

Mirando a los ojos de tus pacientes y observando con detenimiento el contorno de sus ojos podrás detectar las diferentes alteraciones, cada una de ellas relacionada con determinadas patologías que puede tener, diagnosticadas o no, tu paciente. Las principales a las que deberás prestar atención son:

– Bolsas.

– Ojeras.

– Arrugas.

– Párpados hinchados.

– Párpados rugosos.

– Párpados amarillentos.

– Párpados con algún bulto de grasa.

 

Como ves, son muchos los detalles que puedes detectar prestando atención a la mirada de tus pacientes. Así que te animo a que a partir de ahora les mires a los ojos prestando también atención a su contorno. ¡Verás todo lo que puedes saber a través de ellos!

 

 

Carmen Fernández

Farmacéutica, fundadora y directora de la empresa de Coach Farmacia.

 

Fecha de la última modificación28/03/2019

0 Comentarios

Regístrate para dejar tu comentario

Accede al Club